«Fuera de acá, no le mientan a la gente» fueron algunas de las palabras que les gritaban los vecinos a Moises Shriqui, Mauricio Guiteras y su gente que llegaron hasta el barrio Niña Autónomo, para hacer firmar los libros de revocatorio que fueron rechazados enérgicamente por los vivientes de la zona.

Los revocatoritas fueron botados de cada una de las viviendas donde se acercaron para pedir las firmas.

Shiriqui y toda su gente salió huyendo del lugar, debido al rechazo de los vecinos, la policía llegó al lugar para evitar que sean linchados, ante la bronca de los vecinos que denunciaron que estas autoridades están pagando cinco bolivianos por firma.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com