El acuerdo establece que se levantan inmediatamente los puntos de bloqueo de las cisternas de sur-oriente registrados en la avenida Grigotá y las demás ciudades.

——————-

Los cisterneros suspenden sus puntos de bloqueo en la Doble Vía la Guardia de la capital cruceña, tras arribar a un acuerdo con YPFB que comprende reanudar cargas a las empresas suspendidas de sur-oriente, informó este domingo el vicepresidente Nacional de Operaciones de la estatal petrolera, Luciano Montellano.

«En función a las negociaciones para reducir los costos de importación de Paraguay y Argentina por parte de YPFB se realizará la distribución de carga entre el sector oriente y occidente», se lee en el acta de reuniones suscrito entre ambas partes.

En otro acápite del documento señala que «el lunes se remitirá la reanudación de cargas a las empresas suspendidas de sur-oriente».

En consecuencia, el acuerdo establece que se levantan inmediatamente los puntos de bloqueo de las cisternas de sur-oriente registrados en la avenida Grigotá y las demás ciudades.

«Se ha llegado a un acuerdo favorable para el sector y para el país, hemos tenido una gran voluntad de parte de la empresa petrolera, hemos llegado a un buen acuerdo y las medidas de presión se suspenden», afirmó Sergio Koski, presidente de los cisterneros.

El documento lleva la firma de más de una veintena de representantes de la Asociación de Cisterneros del Bloque Sur Oriente y ejecutivos de YPFB, de acuerdo con un reporte de la estatal petrolera.

 

———————

Garantizan producción, importación y calidad de combustibles

El Gobierno nacional garantiza la producción, importación y calidad de diésel y gasolina al mercado interno y lamenta las especulaciones difundidas en redes sociales y algunos medios comunicación al respecto.

“El abastecimiento está garantizado, las condiciones de importación se han garantizado, la producción está garantizada y el tema de calidad también está garantizado”, afirmó el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Germán Jiménez.

Jiménez explicó que el país consume a diario entre 7 y 7,5 millones de litros de diésel y otros 7 millones de litros de gasolina; sin embargo, se aumentó esos volúmenes en los despachos durante los últimos días a causa de las especulaciones.

“Ha habido especulaciones de que no se está cumpliendo, eso es falso. Se ha cumplido”, señaló.

Indicó que, con alrededor de 48 millones de litros de diésel, que están en tránsito en Arica y en las plantas de almacenaje, se garantiza un abastecimiento para cuatro a seis días dependiendo la fluctuante demanda.

En tanto, también se garantiza gasolina, un volumen de 20 millones de litros almacenados y 8 millones de litros en tránsito.

“Producción e importación son dos sistemas que están ligados al tema de la demanda diaria que se tiene que llevar adelante. Y ¿cómo se hace esta programación dentro del Estado boliviano?, las empresas productoras YPFB Corporación y la ANH tenemos reuniones mensuales, entonces la garantía está dentro del Estado boliviano”, mencionó.

Dijo que otro factor que se fue manejando durante la semana, es la calidad del combustible. Al respecto las autoridades informaron y explicaron que el diésel que Bolivia importa y produce cumple con las condiciones y estándares internacionales.

“Son dos condiciones que se han generado estas semanas como queriendo alentar a la población a que genere un tipo de desestabilización (…). La población tiene que tener la certeza de que los combustibles que se comercializan en nuestras estaciones de servicios cumplen con el precio, volumen y calidad”, afirmó.

Bolivia produce el 25% del diésel que consume y el 65% de la gasolina que demanda, a través de las refinerías Gualberto Villarroel, Guillermo Elder Bell y Oro Negro, además de las plantas separadoras de líquidos.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com