#ElMamoré

El exárbitro argentino tiene una enorme experiencia, y ahora el plan es aplicarla para elevar el bajo nivel arbitral en Bolivia.

Con la nueva Comisión Arbitral ya anunciada, Horacio Elizondo será uno de los encargados de mejorar a los árbitros a nivel nacional. El exárbitro argentino es muy recordado por haber expulsado a Zinedine Zidane en la final del Mundial 2006, pero no es el único hito en su carrera como juez.

Dirigió la apertura y la final del Mundial de Alemania 2006, fue el primer sudamericano en dirigir partidos de Eliminatorias en Europa y Asia. Como “Formador de Formadores” para FIFA, Elizondo viajó por el mundo efectuando capacitaciones y participó del Mundial de Sudáfrica 2010 como Analista Arbitral. El CV es pesado.

Por sus actuaciones en el final de su carrera, fue elegido como el mejor juez del planeta en 2006. Sucedió durante la Gala Mundial del Fútbol realizada en Salzburgo, donde Elizondo recibió el premio al Mejor Árbitro del Mundo 2006, galardón concedido por la Federación Internacional de Historia y Estadística, la IFFHS.

¿Quién es Horacio Elizondo?
Horacio Elizondo, ex árbitro del fútbol argentino y renombrado en el ámbito internacional, nació el 4 de Noviembre de 1963 en Quilmes, Buenos Aires, Argentina. Su pasión por el deporte lo llevó a estudiar Educación Física y, posteriormente, a ingresar al curso de la AFA para convertirse en árbitro. Debutó en la primera división en 1992 y se destacó por su imparcialidad y amistosidad.

A lo largo de su carrera, Horacio dirigió numerosos eventos internacionales, incluyendo la Copa América, Mundiales Sub17 y Sub20, los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y la Copa Intercontinental 2000. Uno de los momentos más icónicos de su carrera fue su participación en la Copa Mundial de Fútbol de 2006 en Alemania, donde inauguró y clausuró el torneo.

En la final, expulsó a Zinedine Zidane en una jugada que tuvo un impacto duradero. Su desempeño en ese torneo lo catapultó al puesto número uno en el ranking de árbitros de la FIFA. Se retiró en diciembre de 2006, seis años antes del límite de edad de la FIFA para los árbitros.

Horacio Elizondo es recordado como un árbitro ejemplar que combinó imparcialidad con comprensión y amistosidad en su trabajo, dejando una huella imborrable en el fútbol internacional y argentino. Hoy, será uno de los encargados para levantar el nivel del arbitraje boliviano.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com