La innovación es el primer motor del desarrollo. El Presidente Xi Jinping enfatizó que la construcción de la Franja y la Ruta constituye en sí una hazaña pionera, cuyo éxito requiere de la innovación como su fuerza impulsora. En el último decenio, la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, guiada siempre por la innovación conceptual, ha venido reuniendo recursos de innovación de todas las partes, no sólo inyectando un fuerte impulso al desarrollo de los países socios de cooperación, sino que también trayendo beneficios tangibles a los pueblos. Un camino de innovación en la nueva era se está tendiendo hacia el mundo desde China.

Un camino que innova el concepto de cooperación. La Iniciativa de la Franja y la Ruta, arraigada en el espíritu de armonía, inclusión y cooperación de la antigua Ruta de la Seda, propone de manera creativa los principios de consultas extensivas, contribución conjunta y beneficios compartidos. Abandona el criterio de “inversores fuertes” y el juego de suma cero, que son comunes en la cooperación internacional protagonizada por el Occidente, y crea una nueva visión acerca de la cooperación internacional. Como dijo el académico británico Martin Jacques: “La Franja y la Ruta es completamente novedosa. En términos de su impacto global, es un proyecto muy audaz. Es algo sin precedentes por su carácter y concepción”.

Un camino que reúne recursos para la innovación. A lo largo de la última década, la innovación científica y tecnológica tiene una creciente relevancia en la Franja y la Ruta. Desde la ampliación de los intercambios científicos, tecnológicos, culturales y de pueblo a pueblo hasta la construcción de laboratorios conjuntos; y desde el fortalecimiento de la cooperación en parques científicos y tecnológicos hasta la promoción de la construcción de centros de transferencia de tecnologías, se está haciendo realidad la bella perspectiva de una comunidad de innovación caracterizada por la afinidad de las visiones de desarrollo, el fluido flujo de los factores, las instalaciones científicas y tecnológicas bien conectadas, la integración de las cadenas de innovación, y el expedito intercambio del personal. En el laboratorio internacional de riego inteligente para conservación de agua construido conjuntamente por China y Egipto, con un solo clic en el móvil, el agua puede ser transportada a las raíces de las plantas a través de tuberías de filtración subterráneas. Este avanzado sistema chino de riego ahorrador de agua proporciona una solución efectiva a los problemas causados por altas temperaturas, sequía y escasez de recursos hídricos que acosan el desarrollo agrícola de Egipto. La construcción conjunta de la Franja y la Ruta también se dedica a integrar los recursos de innovación en todos los aspectos. En 2017, se inauguró el Laboratorio Internacional Conjunto de Investigación de Biología Marina Sino-Portugués, y en 2021, se lanzó el STARLab sino-portugués (Laboratorio Conjunto de Tecnología Espacial y Marítima Sino-Portugués). China y Portugal son dos países ubicados respectivamente en las costas del Pacífico y del Atlántico, con diferentes condiciones climáticas y geográficas. Por lo tanto, reforzar la cooperación en innovación no sólo hará realidad el intercambio de información, sino que también contribuirá a la complementación de capacidades de investigación científica, surtiendo así el efecto de “uno más uno es más que dos”.

Un camino que beneficia a los pueblos a través de la innovación científica y tecnológica. Por medio de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, China, además de integrarse activamente en la red global de innovación científica y tecnológica, también trabaja por que los frutos de dicha innovación beneficien a más países y pueblos. China coopera con los países socios de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta en los ámbitos de la economía digital tales como las ciudades inteligentes, los pagos móviles y el comercio electrónico transfronterizo, y los apoya a establecer y mejorar mercados de tecnologías. También trabaja con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo para establecer el Centro de Cooperación Sur-Sur para la Transferencia de Tecnologías, despliega activas cooperaciones con universidades e instituciones de investigación científica para preparar y hacer crecer a los talentos innovadores de los países socios… Tal como dijo Bill Gates, copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates, “China tiene una combinación increíble de conocimientos y experiencias, así como de inversión en innovación científica y tecnológica. China podrá hacer contribuciones únicas al compartir sus tecnologías y sus experiencias”.

Este año, China auspiciará el Tercer Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional. De cara al futuro, China seguirá promoviendo la cooperación en innovación en el marco de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, a fin de maximizar su potencial de innovación, abriendo así un espacio más amplio para la cooperación de ganancias compartidas y generando más “riquezas” compartidas por los pueblos del mundo en fomento de su desarrollo y prosperidad comunes.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com