Pese a los efectos del contexto internacional adverso, en Bolivia la tasa de desocupación urbana redujo al 3,76%, a agosto de este año, menor a la registrada antes de la pandemia, informó este martes el ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui.

“El dato de desocupación al mes de agosto ha llegado alrededor del 3,76 por ciento, llegando incluso a niveles por debajo de la prepandemia”, dijo la autoridad gubernamental, en conferencia de prensa, desde su despacho en la ciudad de La Paz.

De acuerdo con los datos del ministro, la tasa de desocupación alcanzó a 4,26% a octubre de 2019, incrementó al nivel más alto de 11,56%, a julio de 2020, pero redujo 3,76% al octavo mes del presente año.

En la medición del indicador, a cargo del Instituto Nacional de Estadística (INE), se vio dinamismo en sectores como, por ejemplo, la industria manufacturera y el comercio vinculado al turismo.

“En un contexto internacional desfavorable y complejo (…), Bolivia destaca porque ha logrado retornar a la senda del crecimiento económico con estabilidad de precios y también con la reducción de los niveles de desocupación”, resaltó Cusicanqui.

Asimismo, destacó que esa tasa alcanzada es resultado de las medidas que viene llevando adelante el Gobierno nacional, producto de la reinstauración del Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP).

“Estamos encaminados en el proceso de reconstrucción de la economía boliviana, así lo demuestra el dato de crecimiento al primer trimestre (2,28%), la estabilidad de los precios y ahora también el dato de desocupación que incluso llega a niveles por debajo a los registrados antes de la pandemia”, reiteró.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com