Descender a un club de la División Profesional del fútbol boliviano no depende de una decisión, sino de un proceso deportivo en el que debe cumplirse sus diversas etapas hasta llegar a un Congreso Ordinario.

De acuerdo con las normas, está también la opción de que el Comité Ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) puede suspender de inmediato a un club, pero con cargo a que un congreso lo ratifique.

Además se establece que la norma federativa no usa el termino descenso, sino la suspensión indefinida.

De acuerdo con el Estatuto Orgánico de la FBF en su Artículo 14, la parte relacionada a la Suspensión establece lo siguiente.

“Solo el congreso es responsable de suspender a un miembro. El comité ejecutivo podrá, no obstante, suspender con efecto inmediato a un miembro que incumpla gravemente o de forma reiterada sus  obligaciones como tal. La suspensión mantendrá su vigencia hasta el congreso siguiente, salvo que el comité ejecutivo levante la sanción antes de la fecha”.

Ahora, la suspensión —descenso— de un club miembro del fútbol boliviano debe consignar estos pasos.

El Tribunal de Disciplina Deportiva encara el proceso deportivo y una vez verificadas las faltas, sancionará al club con la perdida de categoría.

El club infractor tendrá la posibilidad de defenderse y apelar al Tribunal Superior de Apelaciones, en caso de que este ratifique el fallo inicial, es decir confirme la suspensión, es cuando luego se cita a un Congreso Extraordinario donde finalmente se ejecutará la sanción.

Sin embargo, un congreso debe citarse con 45 días de anticipación, por lo que el proceso de suspensión del club infractor mínimamente requerirá  de al menos dos meses.

ASUNCIÓN

Entre este jueves y viernes se cumplieron reuniones de alto nivel entre los dirigentes de la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) y de la FBF, en la que éstos últimos —presididos por Fernando Costa— informaron de lo acontecido.

Ante el silencio absoluto de ambas partes, que no emitieron ninguna información oficial, salieron diversas versiones, desde que la confederación sugirió a la FBF que descienda a los clubes que se corroboró su participación en las irregularidades que se denunciaron, hasta el condicionante de que se vuelva a la competencia.

Ayer concluyó la segunda reunión  entre partes, pero igual hubo un hermetismo y silencio total.

Se reiteró que este lunes, en la reunión del Consejo Superior de la División Profesional  se informará lo acontecido en Asunción.

Ahora se aclaró que esta reunión no es para aplicar alguna sanción, porque no tiene ninguna potestad.

El consejo si definirá qué acontece con la temporada futbolística 2023, que siga con los dos torneos disputados o se comience uno nuevo con un certamen relámpago.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com