Las reservas de gas boliviano, certificadas a diciembre de 2018, alcanzan a 8,95 trillones de pies cúbicos (TCF, por sus siglas en inglés) y en las siguientes semanas se conocerá el informe de la nueva certificación a 2022, informó este miércoles el vicepresidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPFB), Enzo Michel.

“En este momento, las reservas certificadas son de 8,95 TCF, fueron certificadas al 31 de diciembre de 2018. Hoy estamos en proceso de una certificación nueva de reservas al 31 de diciembre de 2022, que se conocerá las siguientes semanas”, indicó en contacto con Bolivia Tv.

Michel explicó que la nueva certificación de reservas de gas está a cargo de una empresa internacional.

“Estamos en una etapa en la cual ya vamos a recibir los informes finales de esta empresa y seguramente en las siguientes semanas nosotros vamos a dar a conocer cuál es la realidad en cuanto a reservas”, afirmó.

Dijo que, más allá de ello, YPFB trabaja arduamente para reponer e incrementar las reservas de gas que se consumen, tanto en el mercado interno como en el envío para las exportaciones.

“Para que nuestro índice de reposición de reservas sea mayor a uno, en términos técnicos, ¿qué implica?, que tenemos que hacer actividad tanto de exploración como de desarrollo para “las siguientes semanas” se conocerá el incorporar nuevas reservas y que tengamos un sector de los hidrocarburos sostenible, que nos permita abastecer al mercado interno y también seguir abasteciendo al mercado de Brasil”, enfatizó.

El 30 de agosto de este año, el presidente de YPFB, Armin Dorgathen, informó que la producción de gas natural en el país comenzó a declinar de 59 millones de metros cúbicos día (MMmcd), en 2014, a alrededor de 38 MMmcd en la actualidad.

Para revertir la declinación de producción gasífera, la estatal petrolera trabaja en la ejecución de más de 42 proyectos de exploración, en el marco del estratégico Plan del Upstream que encara desde 2021.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com