El cineasta y revolucionario Jorge Sanjinés fue distinguido este miércoles con el Cóndor de los Andes en el Grado de Caballero, por su aporte desde el arte a la visibilización de lo indígena y la lucha del pueblo con innumerables producciones como “Ukamau”, “Nación Clandestina”, “El coraje del pueblo” y la reciente “Los viejos soldados”.

“Me siento muy honrado por la muy alta distinción que se me otorga, la misma que me induce a proseguir con tenacidad y alegría el trabajo de hace más de 50 años”, afirmó el maestro en un breve discurso tras recibir la distinción, la máxima condecoración que concede el Estado, de manos del presidente Luis Arce.

Vestía casual, un campera o parca y un gorro de lana. Su hijo, Iván Sanjinés, fue el que dio las palabras de bienvenida e hizo un breve recuento de la trayectoria de su padre, quien se dedicó a visibilizar con sus producciones a los pueblos indígenas, como del altiplano boliviano, y las luchas del pueblo.

Precisamente se destacó por el cine indígena y social. Es considerado una figura icónica en el ámbito del cine latinoamericano, por su obra premiada internacionalmente y su influencia por poner en el debate temas relevantes como la desigualdad, la discriminación, la opresión y la lucha por la justicia social.

“Ukamau”, “Yawar Mallku”, “El coraje del pueblo”, “La nación clandestina”, “El enemigo principal”, “Las banderas del amanecer”, “Insurgentes” y “Juan Azurduy” son algunas de las producciones mencionadas por Arce, quien no solo valoró su vasta producción sino su mirada revolucionaria y de cambio.

“La obra absolutamente vigente y el legado del maestro Sanjinés son parte central de la memoria histórica, colectiva, rebelde e interpelante de nuestro pueblo”, destacó el presidente, quien estuvo acompañado por la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, y otras autoridades de Gobierno.

Sanjinés comenzó su carrera como cineasta en la década de 1960, cuando cofundó el Grupo Ukamau, uno de los primeros colectivos cinematográficos en Bolivia. Desde entonces, ha dirigido y producido varias películas aclamadas internacionalmente.

“Cerca de estos 200 años de vida de nuestra Bolivia y varios siglos más de resistencia, lucha e insurgencia popular, hoy homenajeamos con la máxima condecoración de nuestro Estado Plurinacional de Bolivia, el Cóndor de los Andes, al maestro Jorge Sanginés”, destacó Arce ante un auditorio donde también estaban cineasta y gente vinculada al arte.

Se aprovechó la ocasión para explicar que el Gobierno se trazó hacia el Bicentenario consolidar la industrialización de Bolivia y profundizar la revolución cultural.

“Sin revolución cultural no va a haber sostenibilidad ni profundización de las transformaciones políticas de nuestra patria. La revolución cultural es base fundamental de la transformación política y para no perdernos en las mezquindades individuales”, reflexionó Arce.

Tras la distinción, Arce y el resto de invitados asistieron a la premier de «Los viejos soldados», una de las últimas producciones del maestro.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com