En la avenida «Roger Casanovas» de Trinidad, conocida como Cambódromo, se alza una imponente escultura gigante de la paraba Barba Azul, un ave emblemática del departamento y de Bolivia.

Esta obra de arte fue construida por la Fundación Conservación de Loros de Bolivia (CLB) bajo la coordinación del Gobierno Municipal. La escultura servirá como un poderoso recordatorio para cuidar a esta ave y otras especies que se encuentran en peligro.

“Esta obra de arte será inmensa y honrará a una especie única en el mundo, también nos recordará la importancia del cuidado de estas aves que se encuentra en peligro de extinción”, manifestó Rafael Monzón, director Ejecutivo de CLB.

Monzón que como Fundación están realizando un seguimiento riguroso a solicitud del Gobierno Municipal, para que la obra cumpla con todas las característica y rasgos que identifican a la paraba Barba Azul.

El directivo de CLB mencionó que la Ara glaucogularis, también conocida como barba azul o arara azul, es una especie endémica de Bolivia, lo que significa que solo se encuentra en este país.

“Lamentablemente, la paraba barba azul se encuentra en peligro de extinción debido a la pérdida de su hábitat natural, la caza furtiva y el tráfico ilegal de mascotas. Se estima que quedan menos entre 350 a 700 en estado silvestre, lo que la convierte en una de las aves más amenazadas de Bolivia”, afirmó.

“Lo que buscamos es realzar la fauna silvestre y lo que queremos es crear conciencia a la población sobre esta especie que está en peligro de extinción”, expresó Daniela Manu Salguero, directora de Medio Ambiente y Recursos Naturales del municipio trinitario.

 La estructura de la obra es de fibra de vidrio, mide más de cinco metros de alto, de largo de ala a la mide 11 metros, cuenta con anclajes de seguridad para evitar accidentes durante los fuertes vientos.

La obra ha sido recibida con gran entusiasmo por la población local, quienes la ven como un símbolo de orgullo regional y un llamado a la acción para proteger su patrimonio natural.

«Esta escultura es un recordatorio de que debemos cuidar nuestro medio ambiente y las especies que lo habitan», dijo Mauricio Malale vecino del Cambódromo.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com