La inspección del asesor jurídico de la Alcaldía de Trinidad y un Notario de Fe Pública al embarcadero de ganado en Puerto Varador y al silo arrocero en Casarabe, mostró que esas obras construidas en la gestión del ex alcalde Moisés Shriqui se encuentran abandonadas, lo que evidencia actos de corrupción que deben ser investigados.

El asesor jurídico de la comuna, Hans Soruco, se hizo presente en la primera comunidad a nueve kilómetros al sur de Trinidad, así como en Casarabe a 55 kilómetros de esta ciudad, para fundamentar la denuncia que presentará al Ministerio Público por contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica y otros.

Se presume un daño económico al municipio capitalino por más de 200 mil dólares, porque ninguna de las obras cumple el objetivo por el que fueron construidas.

Para la construcción del embarcadero de madera se destinó más de 100.000 dólares, pero actualmente se encuentra destruido.

“Lo que más enerva a la gente es la corrupción, por lo tanto, si se maneja la pulcritud económica se actúa como lo estamos haciendo”, aseguró.

“El silo y equipamiento para el secado de arroz tampoco funciona y se constituye en otro acto de corrupción. El monto de la inversión supera los 100.000 dólares”, acotó el Asesor municipal.

Soruco, cuestionó que la ex autoridad promueva el revocatorio de mandato del actual Alcalde, cuando sobre él pesa una serie de denuncias por las irregularidades que cometió en su calidad de alcalde de Trinidad.

Las dos obras que fueron visitadas se ejecutaron durante la última gestión de Shriqui, pero el embarcadero fue entregado por el actual concejal Rodney Yacir Mercado, quien también sería investigado por las autoridades competentes.

 

   

 

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com