El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, calificó de “sabotaje económico” la aprobación con modificaciones del proyecto de presupuesto reformulado 2023 en el Senado, porque extiende el plazo de sanción de la norma en medio del requerimiento de recursos económicos para enfrentar la crisis hídrica e incendios.

La Cámara de Senadores aprobó con modificaciones el proyecto de Ley de Modificación del Presupuesto General del Estado (PGE) 2023, lo que obliga retorne a la Cámara de Diputados, donde ya había sido aprobado el 5 de octubre, y extiende los plazos para su sanción y vigencia.

“Esto responde sencillamente a un sabotaje económico planificado, para generar un desgaste a la gestión del presidente Luis Arce”, denunció.

Apuntó al presidente de la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas de la Cámara de Senadores, Hilarión Mamani, de obstaculizar y sabotear la gestión económica del gobierno, porque no es la primera norma que rechaza.

De acuerdo con el proyecto normativo, se establece adicionar un presupuesto consolidado por Bs 5.421 millones, de ese monto, se destinará Bs 868 millones a los gobiernos municipales, Bs 353 millones a las universidades públicas y Bs 39 millones a las gobernaciones.

Montenegro consideró urgente aprobar esta norma, porque adiciona recursos económicos a los gobiernos municipales y departamentales para tareas como enfrentar los incendios forestales y la sequía.

Para el director ejecutivo de la FAM-Bolivia, Rodrigo Puerta, el accionar del Senado al prorrogar la aprobación del presupuesto reformulado hace “enorme” daño a los municipios y a la gestión de gobierno.

“Hay un tremendo perjuicio a los gobiernos municipales del país, porque necesitamos estos recursos hoy, no mañana, para enfrentar los casos de emergencia por la sequía e incendios forestales”, lamentó.

 

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com