El Consejo Nacional de Autonomías, integrado por los cuatro niveles de Gobierno de Bolivia, acordó este miércoles por consenso crear el Consejo Permanente del Agua y un Fondo Nacional Agua para la Vida con el fin de enfrentar los efectos de la crisis climática que afecta a gran parte del país.

Se trata de dos de las nueve determinaciones contenidas en la resolución 015 aprobada en la XIV sesión del Consejo, que reunió a 25 de los 27 integrantes en Casa Grande del Pueblo, bajo la dirección del presidente Luis Arce.

“El Consejo Nacional de Autonomías por consenso resuelve primero crear el Consejo Permanente del Agua entre el nivel central y las entidades territoriales autónomas, como máximo espacio de coordinación, consulta, deliberación, proposición y concertación para el manejo y la gestión de los recursos hídricos”, fija el documento leído por el viceministro de Autonomías, Álvaro Ruiz, al final del encuentro que se extendió por cerca de cinco horas.

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua liderará la instancia de nueva creación.

Paralelamente se acordó constituir el Fondo Nacional de Agua para la Vida, que otorgará préstamos a las entidades territoriales autónomas para la ejecución de grandes proyectos orientados a garantizar la seguridad hídrica.

El fondo se constituirá con la gestión de recursos externos, labor que estará a cargo del Ministerio de Planificación del Desarrollo.

Varios municipios enfrentan una crisis hídrica. El caso más agudo se registra en Potosí, donde se aplica un plan de racionamiento.

De acuerdo con la Federación de Asociaciones de Municipios (FAM-Bolivia), a escala nacional 140 municipios se declararon en desastre, tanto por la sequía como por los incendios.

En la reunión, los integrantes del Consejo poyaron las gestiones del Gobierno nacional en la adquisición de equipos de última generación, a través del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología, “que serán de gran importancia para contar con información oportuna en alerta temprana que ayude a todos los niveles del gobierno a mitigar los efectos de la crisis climática y evitar eventos adversos”.

Además, acordaron promover de forma conjunta políticas, normativas y proyectos para el uso eficiente de agua con el fin de reducir el consumo innecesario, así como impulsar campañas de concientización respecto al cuidado del agua y estudios para su recuperación.

También determinaron asignar recursos de los gobiernos autónomos a proyectos de agua para la vida y la producción, como perforación de pozos, construcción de presas, atajados, riego tecnificado, cosecha de agua, cuidado de las fuentes de agua, reforestación, entre otros, con el fin de atender con mayor eficacia las necesidades la población.

En una evaluación del encuentro, la ministra de la Presidencia, María Nela Prado, destacó la participación de 25 de los 27 integrantes del Consejo.

Señaló que la cita demostró que cuando las autoridades coordinan pueden asumir acciones conjuntas, pensando siempre en el beneficio del pueblo.

Del encuentro participaron los gobernadores de Pando, Regis Richter; de Chuquisaca, Damián Condori; de Cochabamba, Humberto Sánchez; de La Paz, Santos Quispe; de Potosí, Marco Antonio Copa; y de Oruro, Johnny Vedia, y la gobernadora en ejercicio de Tarija, Maya Soruco. No acudió ningún representante de la gobernación de Santa Cruz. El gobernador de Beni, Alejandro Unzueta, solicitó licencia porque fue operado de la rodilla.

Además de las autoridades de las autonomías indígenas, de la FAM-Bolivia y de la autonomía regional del Gran Chaco, participaron el vicepresidente David Choquehuanca, los ministros de Economía, Marcelo Montenegro, de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui, de la Presidencia, María Nela Prado, y de Justicia, Iván Lima.

 

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com