La Selección boliviana de fútbol sala de Talla Baja empató en su debut en el Mundial ante Marruecos (3-3). El cuadro nacional perdía 3-0, pero logró una buena reacción en el segundo tiempo que le permitió sumar.

Los goles del cuadro nacional llegaron mediante Juan Pablo Seleme y Andru Villarpando (2).

Tras un mal primer tiempo, cambió el planteamiento en el complemento de los dirigidos por Sergio Uriburu, y presionaron más arriba con la recuperación rápida del balón.

Villarpando fue la figura del encuentro porque gracias a sus remates de media distancia se empató.

“Un partido sufrido, el primer tiempo estuvimos dormidos, no sé qué pasó, pero hablamos en el entretiempo y no nos rendimos hasta el pitazo final. Gracias a Dios se dio el resultado y ahora tenemos que pensar en Estados Unidos”, dijo el guardameta nacional David Mamani.

 

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com