El Observatorio de Delitos Informáticos de Bolivia también lanzó sus predicciones de ciberseguridad financiera para el año 2024, anticipando que será un año desafiante para la protección del dinero en línea de los bolivianos.

El Observatorio de Delitos Informáticos de Bolivia encendió las alarmas sobre una grave amenaza cibernética. Según sus informes, se está ofreciendo a través de redes sociales una base de datos con información personal de 12,5 millones de ciudadanos bolivianos. Este hecho, de confirmarse, representaría una de las mayores brechas de seguridad de datos en la historia del país.

Andrés Ritter, un abogado, manifestó su preocupación ante la posibilidad de que esta venta de datos se concrete. “Creo que toda la seguridad del Gobierno tiene que estar centrada en dar garantías a los ciudadanos de que no se van a filtrar los datos”, expresó Ritter, enfatizando la necesidad de un sistema de protección robusto y confiable.

El Observatorio también lanzó sus predicciones de ciberseguridad financiera para el año 2024, anticipando que será un año desafiante para la protección del dinero en línea de los bolivianos. “Obviamente con los documentos de identidad son base principal para realizar cualquier tipo de transferencia ya sean bancaria o de disposición patrimonial como casa, lotes o terrenos”, añadió Ritter, destacando los riesgos financieros que conlleva esta posible filtración.

La publicación inicial de esta venta fue atribuida a un perfil identificado como José Richard Richard, quien mostró una imagen de la base de datos en venta. En dicha imagen se revelan datos sensibles como cédulas de identidad, fechas de nacimiento, nombres completos, lugares de emisión de documentos, género, estado civil e incluso información financiera de los ciudadanos afectados.

El Observatorio de Delitos Informáticos de Bolivia advirtió que, de ser cierta esta venta, las implicaciones serían alarmantes. Los riesgos incluyen el robo de identidad, fraude financiero, suplantación de identidad y el uso indebido de datos personales con fines delictivos. “Toda la documentación tiene que estar bien resguardada y tiene que ser un sistema completamente confiable porque de lo contrario se va prestar a cualquier cantidad de estafas”, indicó Ritter, subrayando la importancia de fortalecer las medidas de seguridad.

 Vía Red Uno

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com