Por unanimidad, la sala plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE) rechazó las decisiones del X congreso del MAS del 3 al 4 de octubre en Lauca Ñ, que reeligió como su presidente a Evo Morales, e instruyó un nuevo encuentro para elegir a la dirección nacional.

Convocada por la dirección nacional del MAS sin el consenso con las organizaciones sociales fundadoras del Instrumento Político, como manda el Estatuto, en ese Congreso, Morales fue rarificado como presidente de la Dirección Nacional del MAS y presentado como candidato presidencial para 2025.

“La sala plena del Tribunal Supremo Electoral ha resuelto rechazar las determinaciones del X Congreso Nacional Ordinario del MAS-IPSP en cuanto a la elección de su directiva y Tribunal de Disciplina y Ética, y ha dispuesto que la directiva actual adopte todas las medidas conducentes a emitir la convocatoria a un nuevo congreso”, informó el secretario de cámara del TSE, Fernando Arteaga.

Añadió que “la decisión del Tribunal Supremo Electoral es no reconocer el X Congreso nacional ordinarios del MAS, lo que implica que el MAS debe realzar un nuevo congreso para la elección de su directiva nacional y de su Tribunal de Disciplina y Ética”.

La decisión fue adoptada como resultado del trabajo de supervisión del Servicio Intercultural de Fortalecimiento Democrático (SIFDE) al congreso del MAS en Lauca Ñ, Cochabamba, que se desarrolló en dos de los tres días que fijó la convocatoria del 22 de junio. La supervisión fue tramitada por la dirección nacional del MAS, presidida por Morales.

Además, los siete vocales consideraron un informe complementario de revisión de la Secretaría de Cámara.

Entre las observaciones al Congreso, Arteaga precisó que varios de los aspirantes a la dirección nacional del MAS no presentaron algunos requisitos ante el presídium, entre ellos, el referido a la militancia.

“Lo que se ha valorado es que la convocatoria que ha emitido el MAS, en uno de los requisitos, se establecía que quienes han sido electos como miembros de la directiva deberían acreditar, ante la mesa del presídium, el cumplimiento de requisitos, y eso es lo que el SIFDE ha observado, que en el caso del señor Evo Morales no se ha acreditado la presentación del documento de certificado de militancia otorgado por el Órgano Electoral Plurinacional”, explicó.

La misma convocatoria, recordó, establecía que “la no presentación” de los documentos “inhabilitaba a quien había sido electo”.

De acuerdo con el artículo 13 del Estatuto Orgánico del MAS, la convocatoria para el Congreso Nacional Ordinario debe emitirse, como máximo, noventa (90) días y mínimo sesenta (60) días antes de su realización, por la Dirección Nacional del MAS-IPSP de acuerdo a temario, “previo consenso con las organizaciones matrices nacionales”.

Arteaga recordó que el TSE, mediante la Resolución TSE-RSP-ADM 328/2023, del 19 de octubre, amplió, por cuarta ocasión, en seis meses el plazo para que las organizaciones políticas renueven sus directivas, por lo que el MAS tendrá el tiempo para realizar un nuevo encuentro.

Aclaró, no obstante, que el MAS tiene la posibilidad de realizar una impugnación a la determinación del TSE a partir de su notificación, que se efectuará en los siguientes días.

Diferentes organizaciones sociales cuestionaron y no acudieron al congreso convocado por Morales, porque se les disminuyó a tres el número de delegados y no se les consultó para la convocatoria, como establece el Estatuto del MAS. Frente a esa situación participaron de un cabildo en El Alto en el que se acordó la defensa del proceso de cambio.

 

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com