Una multitudinaria movilización de padres de familia de las unidades educativas «18 de Noviembre» y «4 de Febrero», se trasladó hasta las puertas del Concejo Municipal de Trinidad para exigir la aprobación del ente legislativo municipal, para la construcción de las dos unidades educativas, además de la carretera Trinidad – Laguna Suárez.

Tras una serie de discursos la marcha decidió cerrar las puertas del Concejo juntos los concejales que estaban sesionando, por lo que procedieron a encadenar las puertas y no permitir que salgan hasta que aprueban el pedido de los padres de familia.

Junto a los concejales, también quedó encerrado el personal administrativo del ente legislativo.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com