Después de dos meses y 16 días de pedido que hizo el alcalde de Trinidad a los concejales para bajar en un 36% en la tasa de alumbrado público, los concejales no aprobaron está medida que quedó archivada en la gestión 2023.
El concejal Lino Mamani lamentó la actitud de los siete concejales opositores que no quieren aprobar leyes municipales que beneficien a la población.
«Una vez que retornemos a las sesiones, pediré que sea el primer punto a tocar y lograr que se rebaje la tasa de alumbrado público» señaló.
El pasado 1 de noviembre el presidente del Estado Plurinacional dió la noticia de una rebaja en el costo de la energía eléctrica, categoría domiciliaria.
Está decisión hizo que el costo del consumo de energía eléctrica sea la más baja de Bolivia.
A esta iniciativa se sumó el alcalde del municipio de Trinidad, con la propuesta de rebajar la tarifa de la tasa de alumbrado público en un 36%.
«El propósito es bajar mucho más el costo que debe pagar el trinitario por la energía. Lamento que los siete asambleístas crean que el aprobar esa medida me favorezca; ellos están yendo en contra de los ciudadanos. No solo es la energía, es el bloqueo que están imponiendo en contra del crecimiento de esta región», manifestó Cámara.
El presidente de las Juntas Vecinales, Roger Muiba, en tono molesto manifestó que si no sale la rebaja, irán a protestar a puerta del Concejo como ya ocurrió en anteriores oportunidades.
«Cómo no vamos a estar molestos, si el retraso en la aprobación afecta a todos. Si ellos fueron a ENDE a tomar para que baje las tarifas y ahora son los primeros en bloquear está determinación del alcalde» manifestó Muiba.
Los siete concejales junto al ex alcalde de Trinidad Moisés Shriqui protagonizaron en junio del pasado año un intento de toma de las instalaciones de ENDE exigiendo la rebaja de las tarifas.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com