Para la ejecución del Plan de Reactivación del Upstream (PRU) 2021-2025 de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se tiene el objetivo de invertir en total $us 1.410,8 millones.

De ese total, la petrolera estatal prevé una inversión de $us 931,1 millones, las operadoras privadas $us 268,1 millones y las compañías subsidiarias de YPFB $us 215,6 millones.

“La inversión prevista en el plan asciende a $us 1.410,8 millones, de los cuales el 66% corresponde a la inversión de riesgo a cargo de YPFB, el 19% aportado por las operadoras y un 15% corresponde a las subsidiarias”, señala el comunicado de la petrolera estatal.

En julio de 2021, el Gobierno lanzó el Plan de Reactivación del Upstream con el objetivo de reponer las reservas hidrocarburíferas y aumentar la producción para contribuir al desarrollo y la estabilidad energética del país.

Según YPFB, el PRU abarca un total de 42 proyectos de exploración local de gas y petróleo, contiene iniciativas de desarrollo y la reactivación de campos maduros que ya se encuentran en producción, lo que demuestra su enfoque integral para impulsar el sector Upstream en el país.

Trabajos

El plan establece que las subsidiarias YPFB Chaco y YPFB Andina están comprometidas con las actividades de exploración de bloques, mediante el análisis de documentación, la realización de nuevos registros geológicos, la perforación exploratoria, la instalación de plantas productoras de hidrocarburos líquidos y gas natural, así como la distribución de combustibles a través de ductos hacia las plantas de refinación, separación e industrialización.

Un aspecto fundamental de la política energética es reducir la importación de combustibles, de modo que el dinero destinado a este fin permanezca en Bolivia para ser invertido en generación de empleo y otras inversiones.

El Plan de YPFB parte de la evidencia de los precios en mercado internacional, el incremento del valor del barril de petróleo, que sirve como referencia para establecer los precios y costos de oportunidad de otras fuentes energéticas, juega un papel crucial en la creación de un entorno propicio para la inversión en la exploración y explotación de recursos energéticos.

Los proyectos priorizados en lo que respecta a estudios de geofísica y geología (estudios G&G) son aquellos que incluyen la realización de sísmica en el Boomerang Norte (Santa Cruz), la adquisición de servicios (aerogravimétrica – aeromagnetométrica) en la cuenca Madre de Dios (Pando, Beni y La Paz), zona Boomerang y Sub-Andino Sur (Tarija y Chuquisaca), la adquisición de geoquímica de superficie en Boomerang-Llanura Beniana y la sísmica 2D en Vitiacua (Tarija).

Vía La Razón

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com