En tres años de gestión de Gobierno del presidente Luis Arce, Bolivia tiene un “crecimiento económico sostenido”, con estabilidad de precios y reducción de desocupación, afirmó el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro.

En contacto con los periodistas, la autoridad gubernamental indicó que la reconstrucción económica “no fue una tarea fácil”; sin embargo, la economía boliviana “ha estado saliendo adelante”.

“También ha habido crecimiento sostenido en estos tres años, después de haber tenido un año 2020 donde más de 4.000 millones de dólares perdió la economía boliviana por la pandemia en el gobierno de facto”, dijo.

Según los datos del Ministerio de Planificación del Desarrollo, al segundo trimestre del presente año, el Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia alcanzó una tasa de crecimiento del 2,21%, impulsada por la demanda interna.

El crecimiento económico se explica por la expansión positiva de al menos cuatro importantes sectores que son: otros servicios con el 11,11%; electricidad, gas y agua 5,32%; establecimientos financieros 3,88%; y construcción 3,64%.

La economía boliviana, en el sendero de reconstrucción económica, mostró una recuperación importante al alcanzar tasas de crecimiento en 2021 del 6,1%, en 2022 del 3,5% y del 2,21% al segundo trimestre de 2023.

El tamaño de la economía es de $us 44.315 millones en 2022, un “nivel mucho más alto” respecto a años atrás. Además, la tasa de desocupación urbana llegó al 3,8% a agosto de este 2023, el nivel “más bajo” en muchas décadas, en relación a otros países, de acuerdo con el Ministerio de Economía.

 

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com