“El proyecto de la Fábrica de Ladrillos Pavic” no se paraliza, así respondió el alcalde de Trinidad, Cristhian Cámara, luego de conocer el ilegal precintado a la obra que realizaron funcionarios de la Secretaría de Medioambiente y Recursos Naturales de la Gobernación del Beni.

“Las actividades son normales, a veces los técnicos se equivocan, creo que les están haciendo meter la pata al Gobernador, las notificaciones se hacen de MAE (Máxima Autoridad Ejecutiva) a MAE, no tienen por qué venir como si fueran inspectores, eso está mal”, manifestó la autoridad.

Cámara aseveró que es el Ejecutivo municipal es quien decide el uso de las áreas de utilidad pública, y con relación a una supuesta licencia falsa se presume que es legal mientras no se demuestre lo contrario.

El edil municipal lamentó que la Gobernación no tome en cuenta el perjuicio que puede ocasionar la paralización de un proyecto de esa envergadura, el cual demanda 11,3 millones de bolivianos provenientes del Fondo Concursable de Inversión Pública (FOCIPP).

«No sé por qué se oponen al desarrollo, si ya tenemos un 60 por ciento de avance y queremos que este proyecto sea un regalo para el Beni en su aniversario», elevó el Alcalde.

La autoridad, en compañía de la Federación de Juntas Vecinales de Trinidad (FEJUVE), realizó una inspección a la obra evidenciando el gran avance de la misma donde se tomó la determinación de “que nadie se opondrá al desarrollo de Trinidad, que la fábrica de Ladrillos sigue en marcha y no se detendrá” indicaron a una sola voz.

La Fábrica cuenta con la ficha ambiental que fue otorgada por la Gobernación del Beni, a lo que surge la duda de la polémica planteada por la misma Gobernación. Dentro de la figura legal, solo el Municipio de Trinidad tiene la potestad de paralizar la obra.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com